Tigres y chimangos amigos en un cuento

El tigre(2) y los chimangos(3)

Un tigrecito, joven y de poca experiencia, se había fijado que cuando volvía de la caza, los chimangos se juntaban por centenares alrededor suyo, saludándolo con su simpática gritería, mientras devoraba la presa.

Nosotros los tigres -pensaba-, como príncipes que somos, pocos amigos leales solemos tener. Adulones no nos faltan, por cierto, que siempre tratan de sacar de nosotros alguna tajada, o miedosos y cobardes, que con tal de alejar de sí nuestra ira, serían capaces de las más bajas vilezas. Pero estos chimanguitos no son ni uno ni otro. Se conoce a la legua que sus gritos son de sincera y pura alegría, de felicitación desinteresada, pues nunca vienen, estando uno de nosotros, a pedir siquiera una lonjita de carne. Tampoco nos pueden tener mucho miedo, pues son tan flacos que no valen un manotón, y bien lo saben ellos, por cierto. ¡Éstos, sí, pues, son verdaderos amigos!

Un día, volvió sin haber podido cazar ninguna presa.

Como siempre, muchos chimangos había alrededor de la guarida paterna; pero calladitos.

Tristes están los pobres -pensó el tigrecito-, porque ven que vengo sin nada y les da lástima verme pasar hambre. ¡Qué buenos amigos!

Enternecido, contó el hecho a su padre, quejándose sólo de no poder conocerlos a todos uno por uno, para quererlos más.

-¿Quieres saber cuántos son? -le dijo el viejo tigre -. Pues, hazte el muerto, no más, y pronto se van a juntar todos.

Así hizo nuestro tigrecito. Al rato, empezó la gritería, y venían chimangos, y más chimangos; demasiados eran para poderlos contar, ¡y casi lloraba de gusto el tigrecito al verse rodeado de tantos amigos!…

De repente sintió que dos de ellos, creyéndolo muerto de veras, le empezaban a picotear los ojos, y conoció su error.

0-0-0-0-0-0-0

Tomado de Fabulas Argentinas, de Godofredo Daireaux(1). Escrito originalmente en 1905

Glosario

(1) Godofredo Daireaux (N. París, 1849 – M. Buenos Aires, 1916). Escritor hijo de un acaudalado cafetero en Brasil. Llegó a la Argentina en 1868 para dedicarse a las actividades agricolas y ganaderas. Participó en la fundación de ciudades como Rufino en Santa Fe y Laboulaye y General Viamonte en Córdoba. Desde principios de siglo XX, a causa de una enfermedad se dedica a la docencia y a la escritura, siendo Inspector General de Enseñanza Secundaria y Normal, también enseñó  Francés en el Colegio Nacional. Trabajó en renombrados periódicos y revistas como La Nación, Caras y Caretas, La Prensa, La Ilustración Sudamericana, La Capital de Rosario, etc. Escribió varios tratados sobre agricultura y ganados como La cría del ganado, Almanaque para el campo y Trabajo agrícola, también se se destacó por escribir sobre temas costumbristas, gauchescos y folklóricos como Fábulas argentinas, Veladas de un tropero o Tipos y paisajes criollos.

(2) Tigre: Leo onca. Deberíamos llamarlo Yaguareté que es el nombre más apropiado para esta especie,  Es un mamífero carnicero de la familia de los felinos. Uno de los más bellos gatos grandes de Sudamérica. Aún quedan ejemplares en la Argentina y por ello debemos esforzarnos en cuidarlos.

(3) Chimango Polyborus chimango: Ave rapáz. Pertenece a familia de los halcones y los caranchos. Cuando las circunstancias lo requieren se convierte en ave de rapiña, suele agruparse en bandadas de no muchos ejemplares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: