Silvina Ocampo y las tipas de Buenos Aires

Entre letras hojas y plumas I

“…El único árbol que conocí, fuera del sauce, se entiende, fue la tipa (1). Una vez mamá dijo al cruzar la plaza San Martín:

-¡Qué lindas tipas! -pasaban en ese momento dos mujeres horribles y me reí.

-¿De qué te reís? -protestó mamá mirando el follaje de las tipas y añadió-: ¿Acaso ahora no se puede admirar ni los árboles? -¿Qué árboles? -interrogué.

-Las tipas, ignorante. Todavía no sabés lo que son las tipas. -¡Ah!, las tipas -respondí con debido asombro-, “yo creí que hablabas de las tipas”.

-Ya no sabés ni hablar. Tendrías que irte a la selva para hablar con los monos… ” Silvina Ocampo (2) de Hombres animales enredaderas. Cuentos completos II

(1) La tipa blanca nombrada en el texto es un árbol denominado científicamente Tipuana tipu, pertenece a la familia botánica de las (Leguminosas) hoy Fabaceas. Especie de gran porte con amplia copa parabólica que llega a medir más de treinta metros de altuna. El tronco puede superar el metro y medio de diámetro, tiene corteza gris oscura rugosa que si es lastimado segrega una sustancia de color rojo que al contacto con el aire se solidifica sicatrizando la herida. Esta resina en la medicina popular se utiliza para combatir el dolor de muelas.

Del árbol se obtiene una madera semidura de color blanco amarillento con suave veteado que es fácil de trabajar. Se usa con distintos fines en mueblería, artículos diversos como tacos de polo, paletas de pelotapaleta, carrocerías, encapados, terciados, etc.

La amplia cota tiene ramas flexibles con follaje verde de hojas pequeñas compuestas que se renuevan constantemente aunque en setiembre octubre caen con mayor frecuencia. Florece a principios de primavera cubriendose de flores amarillas que al caer tapizan el suelo de bellos tonos dorados.

Requiere poco mantenimiento, a su vez tiene baja tasa de accidentes o enraizamiento por lo que es una excelente especie nativa de interés ornamental.

La tipa blanca es un árbol muy utilizado dentro del arbolado público en calles, avenidas y grandes parques. A fines del siglo XIX y principios del siglo XX, el gran botánico Carlos Thays difundió el uso de este y los otros árboles con interés paisajístico.

Es árbol típico de de las regiones de la yunga distribuyéndose naturalmente por Bolivia hasta Catamarca en el norte de Argentina.

Los naturalistas defininen a estos árboles como los más hermosos y admirados por quienes visitan la selva virgen en el noroeste, agregando que en su tronco pueden observarse frecuentemente grandes epífitas.

La característica “lluvia de la tipa” es producida por un insecto hemíptero, que en primavera llega a alimentarse de las partes nuevas de la planta.

(2) Silvina Ocampo Nació en Buenos Aires, un 28 de julio de 1903. Destacada escritora, hermana de Victoria Ocampo y esposa de Adolfo Bioy Casares. Era la menor de las seis hijas del matrimonio Cecilio Ocampo y Ramona Aguirre Herrera. De joven estudió dibujo en Francia, luego incursionó en la literatura destacándose como poetisa, narradora y traductora, seguramente influenciada por su esposo y su hermana. También se vinculó con Jorge Luis Borges. Recibió varios premios de literatura

Su trayectoria fue vasta y abarcó distintos enfóques literarios (poesía cuento fantástico, novela, traducciones, etc.)

Falleció el 14 de diciembre de 1994 en Buenos Aires. Fue sepultada en la cripta familiar del cementerio de la Recoleta.

Una respuesta a Silvina Ocampo y las tipas de Buenos Aires

  1. susana angelica dice:

    lindisimo ilustrativo con la escritoora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: