Félix de Azara, primer naturalista rioplatense

Retrato de Félix de Azara, pintado por Francisco Goya (1805). Oleo sobre tela, 210 x 124cm. Todo color.

Soy un soldado que jamás ha mirado un animal con atención hasta ahora; carezco de libros y de todos los medios de adquirir noticias e instrucción. Soy un naturalista original, que ignora hasta los términos, … gran parte de mis apuntaciones se han hecho sin silla, mesa ni banco, con la torpeza y disgusto que acompañan a la excesiva fatiga …”.

Félix de  Azara, Viajes a la América Meridional

Félix de Azara, es considerado como el primer naturalista, precursor de las ciencias naturales en la región rioplatense. Describió principalmente las aves y los mamíferos de los territorios del Paraguay sur de Brasil y Misiones a fines del siglo XVIII, poco tiempo después que los padres jesuitas fueran expulsados de los territorios de España.

La trascendencia de sus escritos originaron en un principio cierta polémica pero a medida que fue pasando el tiempo se le han reconocido los méritos.

Varios autores se han ocupado de estudiar minuciosamente su obra y también su vida desde distintos puntos de vista. Lamentablemente se han deslizado algunos errores respecto a las fechas de nacimiento y otras, debido seguramente al paso del tiempo, y a que el propio Azara publicó sus mismos trabajos corregidos o en distinto idioma con breve lapsos de tiempo.

Desde el principio, al consultar importantes autores y encontrar entre ellos diferencias entre las fechas supimos de la complejidad del trabajo. Decidimos por ello redactar esta semblanza con muy pocas fechas para no confundir más a nuestros lectores.

Felix de Azara, nació en Barbuñales España el 18 de mayo de 1742, aunque otros autores indican 1746, dentro de un seno familiar de economía acomodada, ya que su padre, Alejandro de Azara y Loscertales por entonces era Barón de Pertusa y Señor de Lizana. Sus hermanos, tenían cargos de relavancia, José Nicolás era diplomático, a la postre fue Embajador de España en Francia. Mateo, integró la Audiencia de Barcelona y Lorenzo era profesor en la Universidad de Huesca y Deán de su Cabildo Catedralicio.

Don Félix, eligió la carrera militar. Ingresó en el Regimiento de Infantería de Galicia y más tarde pasó a la Academia de Ingeniería Militar de Barcelona. Con el tiempo llegó a ser Subteniente de Infantería e Ingeniero Delineador. Ejerció su profesión efectuando trabajos de ingeniería e hidráulica en las campiñas de Alcalá y de Guadalajara y participó en diverdas obras de fortificación dentro de España.

Tuvo activa participación en la guerra entre España y Argelia, siendo herido fue trasladado la Península Ibérica, donde por consejo médico tuvo que mantener reposo durante cinco años.

Se le otorgó el grado de Capitán de Fragata de la Armada para que pueda intervenir como Comisario de la Tercera Partida Demarcadora de Límites, en cumplimiento del Tratado de San Idelfonso de 1777 o 1778. Tal fue el motivo que por el cual se trasladó a esta parte de Sudamérica.

Mucho se ha escrito sobre esta etapa. Las cuestiones limítrosfes entre Argentina y Brasil por esa época se fueron dilatando en el tiempo. El desgaste de los demarcadores fue grande y además debemos tomar en cuenta que cada uno de los comisarios presentó informes que claro está contenían sus puntos de vista particular.

A los portugueses les convenía tener fronteras imprecisas porque se favorecía el contrabando y la captura de aborígenes para utilizarlos como esclavos.

Azara, para 1790 había perdido las esperanzas de que los relevamientos se llevaran a cabo, sus ordenes eran las de esperar a las comisiones portuquesas que nunca llegaron.

… supe que no había tales portugueses esperando, ni noticia de ellos… y me vi presisado a meditar sobre la elección de algún objeto que opupase mi atención con utilidad. Desde luego vi que lo que convenía a mi profesión y circunstancias era acopiar elementos para hacer una buena carta o mapa, sin omitir lo que puediera ilustrar la geografía física, la historia natural y de las aves y cuadrúpedos…

Comenzó por ello a hacer observaciones de los animales por sus propios medios, pero luego consiguio interesar a España para que avale en parte sus investigaciones. Su curiosidad innata sumada a los conocimientos de matemática le permitieron realizar inumerables observaciones de los lugares recorridos y describir de manera sobresaliente tanto la flora y la fauna como los pueblos indígenas y sus habitantes y confeccionar algunos mapas.

Su obra “Viajes por la América Meridional” publicada tardiamente es un excelente ejemplo de su amplia labor como naturalista multifacético.

Respecto a los libros de zoología (aves y mamíferos) por los cuales más se lo conoce, se publicaron casi juntos. Azara había enviado los manuscritos a su hermano Nicolás, por entonces ya embajador en Francia, a su vez éste se los mostró a Cuvier (gran naturalista de la época), decidiendo la edición de los libros sin que don Felix tuviera oportunidad de corregirlos. La primer obra en aparecer fue “Apuntamientos para la historia natural de los cuadrúpedos del Paraguay y Río de la Plata; que se editó en francés pero al año siguiente (1802) se tradujo al castellano. La de los pájaros “Apuntamientos para la historia natural de los pájaros del Paraguay y Río de la Plata; se editó directamente en castellano en tres tomos entre l802 y 1805, luego apareció una traducción francesa.

Azara no era científico y fue consciente de ello. Para su trabajo contó con la inestimable ayuda del Padre Noseda con quién intercambió especímenes y conocimiento. Tampoco tuvo acceso a una bibliografía nutrida, sabemos que se guió básicamente con las obras de Buffon que le había enviado su hermano y que recibió en Buenos Aires en 1796. También tuvo acceso a algunos manuscritos incautados a los jesuitas en Paraguay, aunque fue un gran detractor de sus ideas.

No obstante los rudimentos con los que contó, advirtió que Buffon desconocía algunas especies propias de América, por ello tuvieron entre ambos encendidas polémicas.

Azara no dibujó ni ilustró animales, sólo colectó varios centenares de aves y las preparó de acuerdo a sus posibilidades y conocimiento. Muchos ejemplares tuvieron que ser descartados por haber llegado a destino en pésimas condiciones. De cualquier manera, algunas especies y pieles llegaron al Gabinete Real de Historia Natural, José Clavijo Fajardo elogió la colección y advirtió la falta de nombres científicos .

En la obra ornitológica de Azara, aparecen más de cuatroscientas especies de aves, que clasificó de acuerdo a las características del medio ambiente, su vida y sus costumbres, anotando las diferencias sobresalientes como sexo, color, tamaño etc.

Respecto a otros reinos de la naturaleza no fue tan minucioso en sus observaciones, aunque debe considerárselo un gran biogeobrafo. En botánica por ejemplo sólo se ha ocupado de las cuestiones medicinales o utilitarias de varias especies de árboles y plantas comunes. Lo mismo podríamos referi a los demás ramas (peces, anfibios, reptiles, insectos etc).

Además de recorrer y describir una basta región del chaco y el litoral norteño, Azara visitó algunas zonas aledañas a la provincia de Buenos Aires conocida en ese entonces como línea de frontera:Areco, Luján, Mercedes, Guardia del Monte y Chascomús.

otras obras

De regreso a Europa alrededor de 1801, pudo conocer a su hermano Nicolás, aunque más no sea por poco tiempo, realizó visitas a museos cotejando algunas colecciones, también conoció a destacados naturalistas y se vinculó a importantes sociedades científicas.

El fallecimiento de su hermano lo apenó mucho, por ello se mantuvo algo alejado de los quehaceres laborales pese a haber recibido varios ofrecimientos para ocupar cargos relevantes como el de virrey de México, que rechazó. Se retiróa su pueblo natal de Barbuñales y aprovechó el tiempo para ordenar algunos escritos y realizar algunas notas. Una pulmonía puso fin a sus días en octubre de 1821. Sus restos fueron depositados dentro del mausoleo de los Lastanosa, en la Catedral de Huesca.

Bibliografía

Anónimo, 1916. Una carta inédita de D. Félix de Azara. Physis, 2 (10): 206-207. Buenos Aires.

Azara, F. de, 1941. Viajes por la América Meridional. Espasa  Calpe S.A. Viajes Clásicos. Madrid Tomos I y II .

Babini, J., 1954. La evolución del pensamiento científico en la Argentina. Ediciones La Fragua, pp. 1-30. Buenos Aires.

Carrazoni, J.A., 1994. Peripecias de un sabio. Todo es Historia, 28: (329): 83-81. Buenos Aires.

Carretero, A.M., 1970. Importancia de las obras de don Félix de Azara. En: volumen 6, pp. 173-182, de P. de ANGELIS. Editorial Plus Ultra. Buenos Aires.

Dohelo Jurado, M., 1923. El homenaje a D. Félix de Azara. Palabras de apertura. El Hornero, 2 (4): 300-302. Buenos Aires.

Ferreiro, O., 1965. Naturalistas en el Paraguay. Revista de la Sociedad Científica del Paraguay, 7 (2): 53-69. Asunción, Paraguay.

Furlong G., 1948. Naturalistas argentinos durante la dominación hispánica. Colección de Cultura Colonial Argentina 7, pp. 1-438. Buenos Aires

Furlong, G., 1969. Historia social y cultural del Río de la Plata, 1536-1810. El trasplante cultural. La Ciencia. TEA, Tipografía Editora Argentina, pp. 1-505. Buenos Aires.

Leiva, J. de, 1865. Notas del Dr. Julián de Leiva a la historia del río de la Plata por Don Félix de Azara. Revista de Buenos Aires, 8 (32): 407-436. Buenos Aires.

Mañé Garzón, F., 1996. Historia de la ciencia en el Uruguay. Volumen 1. Del descubrimiento al fin de las Misiones Jesuíticas, pp. 1-290. Volumen 2. De las Misiones Jesuíticas al fin del siglo XVIII, pp. 1-245. Colección del Rectorado, Universidad de la República, II y III. Montevideo.

Mones, A. y M.A. Klappembach, 1997. Un ilustrado aragonés en el Virreinato del Río de la Plata: Félix de Azara (1742-1821), estudios sobre su vida, su obra y su pensamiento. Anales del Museo Nacional de Historia Natural de Montevideo, 231 Montevideo, Uruguay.

Pereyra, J.A., 1945. La obra ornitológica de Azara. Biblioteca Americana. Buenos Aires.

Selva, M., 1917. Manuscritos inéditos del Padre Noseda sobre aves del Paraguay. Physis, 3 (14): 180-185. Buenos Aires.

Steullet, A.B. y E.A. Deautier, 1935. Catálogo Sistemático de las Aves de la República Obra del Cincuentenario del Museo de La Plata. La Plata, Provincia de Buenos Aires,

Torres, L.M., 1929. Noticia biográfica de don Félix de Azara y examen general de su obra. Anales de la Sociedad Científica Argentina, 108 (2): 177-190. Buenos Aires,

http://www.felixdeazara.com/biografia.php

Artículo adaptado. Citar: Aguilar, H. 2098. Semblanza biográfica de Félix de Azara Boletín Biológica Nº 15 noviembre diciembre 2009: .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: