Aventuras en el Gran Chaco del siglo XVIII

FormosaMartín Dobrizhoffer: Al comentar su labor debemos destacar su actuación y considerarlo uno de los más importantes misioneros jesuitas que sobrevivieron a la expulsión de la orden en 1767. Martín Dobrizhoffer nació en Frierdberg, Alemania Occidentalal el 7 de setiembre de 1718. Sus estudios iniciales tuvieron una base humanística. En 1736 ingresó a la Compaía de Jesús. En diferentes Colegios como Stalika en Viena o Trencin (antigua Checoslovaquia) complementó sus estudios de latín y griego, filosofía, lógica, etc . En 1742 lo encontraremos en Gratz, actuando como profesor de sintáxis latina y retórica dentro de renombrados institutos. También desempeñó el cargo de ayudande del director de la Congregación Mariana de estudiantes mayores. Sin haber terminado todos sus estudios, solicitó a sus superiores ser enviado a las “Misiones del Paraguay” para misionar entre los aborígenes chaquenses.

Buenos Aires y Córdoba: Hacia fines de 1748, luego de varios meses de navegación, Martín Dobrizhoffer junto a otros misioneros llegó a Montevideo, de allí se trasladó a Buenos Aires en barcazas más pequeñas que el gobierno puso a disposición de los recién llegados. La comitiva fue recepcionada por altas autoridades gubernamentales y eclesiásticas. Los nuevos misioneros pasaron unos meses en la ciudad y recorriendo algunos barrios vecinos.

Por esa época, los postulantes que arribaban al Río de la Plata pasaban a Córdoba donde como se sabe los jesuitas tuvieron ejemplares instituciones educativas. Martín Dobrizhoffer junto a Florián Paucke y otros recién llegados pasaron a esa ciudad, los pormenores del trayecto quedaron retratados en la obra legada por Paucke, de él sabemos que este viaje quedó formado por unas noventa carretas y carretones, arriando junto a ellos unos mil bueyes y otros tantos caballos.

Tanto Florián Paucke como Martín Dobrizhoffer venían de Alemania y pronto  supieron matizar el tiempo con divertidas escapadas a campo abierto, entre las anécdotas figura un infortunado encuentro con un zorrino que tuvo el padre Martín, quién fue rociado por el líquido pestilente del citado animalito por lo que su ropa quedó malolienta durante más de un mes.

Luego de terminar sus estudios en Córdoba, fue ordenado sacerdote. A a partir de 1754 Dobrizhoffer paso a cumplir sus quehaceres sacerdotales dentro de las misiones de indios mocobíes, abipones y guaranies principalmente, un área que por entonces se conocía como Gran Chaco. Misionó en las reducciones de La Concepción en Santiago del Estero, San Gerónimo, hoy Reconquista, San Fernando, actual ciudad de Resistencia en la provinvia del Chaco. Además luego de un accidente estuvo en Santa María la Mayor dentro del territorio de Misiones, e Itatines de la reducción de San Joaquín, en Paraguay. Mas tarde en 1763, fundó la reducción del Rosario del Timbó en donde hoy se asienta el pueblo de Herradura, en el sur de la provincia de Formosa. Por su correspondencia sabemos los grandes esfuerzos y las penurias que tuvieron que soportar los misioneros para llevar adelante aquellos primeros asentamientos.

De regreso a Europa escribe su obra: Llegado el momento de la expulsión en 1767/68 Dobrizhoffer estuvo a punto de no ser embarcado ya que no se encontraba su nombre en la lista de los misioneros prontos a partir. Sin embargo pudo unirse al grupo de los expulsados y subió a la fragata “La Esmeralda” que partió desde Montevideo hacia Cádiz. Una vez allí, los misioneros de origen germano fueron alojados en un Convento de Padres Franciscanos. Al tiempo Dobrizhoffer pudo trasladarse a Viena dentro de la Casa Profesa que los jesuitas tenían en dicha ciudad, y allí fue por varios años ayudante de bibliotecario.

Merece especial mención su obra, que nació a través de largas conversaciones que Dobrizhoffer tenía con la Reina María Teresa, ella lo interesó a escribir las historias de sus andanzas en América. Nos referimos a “Historia de los Abipones” publicada originalmente en latín en el año 1784. Esta obra, desarrollada en varios volúmenes, por su interés e importancia se tradujo enseguida al inglés y más tarde al castellano.

Martín Dobrizhoffer fue uno de esos misioneros que convivió durante casi dos décadas en suelo chaqueño. Su relación con los aborígenes y su entorno le permitió escribir con sabiduría una de las mejores historias relacionadas con la naturaleza de región chaqueña, principalmente de la oriental. Su obra contiene muchísimas descripciones del primitivo paisaje, con sus árboles, ríos y animales de todo tipo, además sus anotaciones brindan detalles significativos sobre la biología de muchas especies hoy escasas.

Dentro de la parte zoológica pueden leerse capítulos como “De algunas fieras singulares, tales como el tigre, el león, el anta, el oso hormiguero, guanacos etc.”. La La humildad y sabiduría de Dobrizhoffer queda demostrada cuando leemos “con razón podría reprocharse a mi historia de insuficiente si yo no mencionara brevemente y como al pasar por lo menos las propiedades más memorables de los cuadrúpedos, anfibios, aves, peces, plantas, árboles y sus frutas. Sin duda yo habría contemplado de más cerca y con mayor atención estos espectáculos de la naturaleza en Paraquaria, si hubiera previsto que escribiría acerca de ellos en Austria”.

Al ocuparse de las aves escribió: “Paracuaria no tiene aves Europeas fuera de golondrinas, pero en cambio tiene aves indígenas que en Europa se desconocen por completo… He de describir sólo algunas de esta gran cantidad”. Con el título de “Picaflores, Cóndores o buitres” escribe “Pasemos desde la ave más pequeña a la más grande”.  Además trató en su libro otras especies como avestruz, cardenal varias palomas silvestres, algunas especies de loro, etc.

En lo que respecta a la botánica recordará a su amigo misionero Tomás Falkner como “…inglés, uno de los médicos más expertos y botánico …decía frecuente y públicamente que la Naturaleza benéfica habría brindado a Paracuaria tantas plantas, raíces, resinas, maderas y frutas que si se conocieran todas sus fuerzas y cualidades, no se necesitarían para ninguna enfermedad las farmacias europeas pues, según el testimonio de Séneca, la ciencia médica consistió en tiempos antiguos en el conocimiento de unas pocas hierbas de modo que recién poco a poco ha sido ampliada a este grado su inmensidad actual”.

Reconocidos naturalistas del siglo XIX como Charles Darwin y Alcides D´Orbigny, etc se aprovecharon de la obra y destacaron sus valores. Podemos afirmar que el contenido mantiene aún vigencia pese a los adelantos científicos. Además subrayamos la importancia que ésta y otras obras de similares características, escritas por los religiosos de la Compañía de Jesús en el siglo XVIII ampliaron en su momento las fronteras de las ciencias naturales.

Referencias:

Dobrizhoffer, M. 1967. Historia de los Abipones. Universidad Nacional del Noroeste, Facultad de Humanidades. Departamento de Historia, Resistencia. 3 tomos.

Furlong, G. SJ 1938b. Entre los Abipones del Chaco. Talleres Gráficos San Pablo. Buenos Aires.

Furlong, G. SJ 1948. Naturalistas Argentinos durante la dominación Hispánica. Cultura Colonial Argentina VII. Editorial Huarpes S.A. Buenos Aires.

Paucke, F. S.J. Hacia Allá y Para Acá. Una estada entre los indios Mocobíes 1749-1767. Universidad Nacional de Tucumán – Instituto Cultural Argentino-Germana. Tucumán. 4 tomos.

Sierra, V. D. 1944. Los jesuitas germanos en la conquista espiritual de Hispano – América siglo XVII – XVIII. Facultad de Filosofía y Letras. Buenos Aires Publicación Nº 15.

Citar: Aguilar, H. A. 2009. Martín Dobrizhoffer: Aventuras en el Gran Chaco del siglo XVIII. El Carnotaurus. Boletin del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia. Año X. Número 105. Junio de 2009. p 6-7

7 respuestas a Aventuras en el Gran Chaco del siglo XVIII

  1. Pablo (yo) dice:

    Excelente historia, no la conocía
    Saludos.

  2. ¡¡Hola Horacio!!!, tenia que poner un comentario en esta entrada, porque estoy leyendo “Historia de los Abipones” de Martin Dobrizhoffer y es fascinante, te atrapa desde el primer momento, y ahora se que nuestros aborígenes tenian una cultura riquisima y no eran como muchos dicen “bárbaros incultos” o “Pueblos de escaso desarrollo cultural”.
    Un abrazo.

  3. Apuntes de Historia Natural dice:

    Muchas gracias por los comentarios. Vuestro sitio es magnífico. También lo incluí en los links recomendados. Muy lindas fotos de paisajes, sigam así. saludos. Horacio.

  4. Netaliegck dice:

    cute! thank you.

    you can also read it in my car blog

  5. gaiskmercedes dice:

    buy and check coupon code available and check coupon code available

  6. I’m still learning from you, as I’m trying to achieve my goals.
    I absolutely liked reading everything

    that is posted on your site.Keep the aarticles coming.
    I loved it!

  7. Hi there, I found your website via Google while looking for a related
    topic,

    your website came up, it looks great. I have bookmarked it in my
    google bookmarks.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: