Las descripciones de ciencias naturales en América

El Dr. Cocucci Vicepresidente de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba, muestra en un mapamundi la primer grafía referida a "América"

El Dr. Cocucci Vicepresidente de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba, muestra en un mapamundi la primer grafía referida a "América"

El nuevo mundo, recién descubierto, no estaba localizado aún en el planeta, ni tenía forma ninguna. Era una caprichosa extensión de tierra poblada de imágenes. Ezequiel Martínez Estrada: Radiografía de la Pampa.

Las exploraciones inauguradas con Cristóbal Colón marcaron una nueva etapa en el estudio de las ciencias de la naturaleza americana. Alexander von Humboldt a mediados del siglo XIX subrayó la importancia que tuvieron aquellos viajes para el progreso matemático y físico del momento. También el Dr. José María Gallardo al cumplirse el quinto centenario del descubrimiento, recuerda lo interesante que es leer el libro de bitácora del Almirante, y comprobar que en muchas de sus anotaciones hay valiosas descripciones de flora y fauna nueva o poco conocidas para el Viejo Mundo.

La confección de mapas y planos junto con la aparición de la imprenta tuvo por entonces un carácter estratégico para mejorar la  navegación oceánica, José Babini comenta que “en el Real y Supremo Consejo de Indias, así como en la Casa de la Contratación de Sevilla, se desarrollaban actividades científicas con cátedras de matemática y de cosmografía [esta última era una] verdadera escuela de navegación que adiestraba a pilotos y mantenía al día el mapa oficial de los descubrimientos”.

A los rudimentarios mapas confeccionados en cuero, se les anexaban alegorías o ilustraciones que representaban la fauna y flora de las tierras recién descubiertas. Claro que los copistas muchas veces dejaron volar su imaginación o interpretaron como quisieron las historias fascinantes de sus informantes, y así tuvieron su momento de gloria los bestiarios (libros de bestias) y leyendas que hoy nos parecen tan absurdas.

El naturalista Ángel Cabrera, quién se ocupó precisamente de estudiar la zoología entre la Edad Media y el Descubrimiento del Nuevo Mundo, aporta abundante información sobre el tema, como por ejemplo la noticia de un curioso tratado de zoología persa del siglo XIII en el que se dice que las cabras respiran por los cuernos y otras leyendas por el estilo. Criaturas fantásticas como el basilisco de la India, las amazonas del Brasil, cíclopes, dragones, gorgonas, sirenas, grifos u hormigas grandes como perros, pasando por el ongaro o asno salvaje, o el carbunclo descrito por del Barco Centenera en nuestro territorio, son sólo algunos de los personajes imaginarios más difundidos y representados. Para hacernos una idea del pensamiento de la época fijemos nuestra atención en el caso del médico de Carlos V, quién afirmaba que las mariposas nacían de las hortalizas, y las orugas según él, se engendraban directamente de las hojas de los repollos. Con tropiezos y errores, la Corona Española se adelantó desde un principio en la búsqueda y acopio de nuevos elementos biológicos. El historiador argentino Carlos Arias observa que desde la península se patrocinaron verdaderas expediciones estructuradas por un grupo de especialistas que trabajaban desde el Jardín Botánico de Madrid, principalmente.

La botánica, fue la ciencia que más prosperó debido a la facilidad con que se podían transportar especimenes vivos, (gajos, frutos o semillas). Esto originó importantes cambios favoreciendo las actividades económicas e industriales como producción de resinas, combustibles, fibras textiles, tinturas, maderas, etc.

La medicina mejoró sus tratamientos terapéuticos con el conocimiento de nuevas drogas, obtenidas justamente de América,  y ni que hablar de los nuevos alimentos, que enseguida se desparramaron por toda Europa.

Este artículo continuará próximamente, desarrollando las descripciones sobre ciencias naturales en América, los cronistas de Indias, y las primeras exploraciones de carácter científico realizadas a América hasta llegar a principios del siglo XIX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: