El cisne blanco y el de cuello negro según notas del siglo XVIII

Florián Paucke 1719 – 1780. Misionero jesuita. Llegó en 1749 procedente de Alemania. Terminó sus estudios en el Colegio Máximo de Córdoba. En 1752 se lo asignó a las reducciones de indios mocobíes de San Javier, dentro de la provincia de Santa Fe. Antes de morir escribió sus memorias que fueron traducidas recién en 1944 como “Hacia acá y para allá, una estada entre los indios mobobíes”. Dibujó más de un centenar de láminas  que componen un documento iconográfico de extraordinaria importancia.

anatidos-detalle

Detalle de anátidos. Dibujo de Florián Paucke

Tanto el Cisne Cuello Negro Cygnus melancoryphus: como el  Coscoroba Coscoroba coscoroba son especies comunes en Argentina. El primero es un ave muy bella de cuerpo blanco y cuello negro, con excrescencias nasales rojas. Se la puede observar en lagunas de aguas dulces o salobres de Chile y Argentina. Forman grupos numerosos.

La segunda recuerda a un ganso totalmente blanco. El canto o graznido es onomatopéyico y da nombre a la especie. Comparte el habitat con la especie anterior.

Las observaciones de F. Paucke efectuadas en el siglo XVIII no necesitan de más comentarios.

“Yo he visto dos clases de gansos silvestres: la primera completamente blanca [coscoroba], la otra con cabezas y pescuezos negros [cisne cuello negro], en lo restante blancos y la punta de las alas completamente negra. Ellos se distinguen de los gansos caseros en Europa por el pescuezo largo y me parecen más bien ser una clase de cisnes que de gansos, pero sin embargo no tienen pescuezos tan largos ni son de cuerpo tan grueso como los cisnes sino únicamente del tamaño de gansos ordinarios. Ellos no tienen el grito de un ganso silvestre ni manso sino algo del grito de cisne. Los indios [charrúas] los llaman Godgororoy, pero los mocobíes Naquetetac. Ellos vuelan muchos juntos y muy en alto; durante la duración del vuelo gritan también. Parece que los charubas y mocobíes les han denominado según su canto. Si se pone buena atención, el machito parece no gritar otra cosa sino godgororoy y ésto en el tono más profundo con fuerte voz; la hembrita tiene una voz algo más clara y más alta, parece que ella gritara: naqueteladi. Es costumbre entre los indios que generalmente denominan [a] las aves según su canto.

Cuando se quiere matarlos a tiros, hay que apuntarles a las cabezas y pescuezos. Es inútil tirar con perdigones contra el cuerpo; ello no hace efecto. En una ocasión yo probé de tirar contra seis de tales gansos que nadaban juntos y maté con suerte cuatro de ellos”.

Fuente: “Hacia Acá y para allá, una estada entre los indios mocobíes”

Artículos relacionados: Las ciencias naturales en la obra de Florián Paucke / Naipes con historia/ Reportaje televisivo sobre F. Paucke


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: