Recordando a Marcos Sastre

En terrenos comprendidos por las calles Miller, Monroe, Valdenegro y las vias del Ferrocarril Mitre, del barrio de Villa Urquiza, funcionó desde 1875 un cementerio que fue clausurado en 1898. En él lugar se levantó la plaza denominada Marcos Sastre, en homenaje al escritor cuyo restos estuvieron alli enterrados.

En terrenos comprendidos por las calles Miller, Monroe, Valdenegro y las vías del Ferrocarril Mitre, del barrio de Villa Urquiza, funcionó desde 1875 un cementerio que fue clausurado en 1898. En él lugar se levantó la plaza denominada Marcos Sastre, en homenaje al escritor cuyo restos estuvieron alli enterrados.

Bicentenario del natalicio de Marcos Sastre y ciento cincuenta años de la primer edición del libro el Tempe Argentino.

Marcos Sastre, nació en Montevideo, Uruguay un 2 de octubre de 1808 y allí pasó sus primeros años de infancia. Cuandodo tenía 8 años, su familia se trasladó a Santa Fé, previo paso por Concepción del Uruguay. Estudió en el colegio Montserrat de Córdoba, y en 1827 obtuvo una beca para tomar clases de dibujo y pintura en Buenos Aires. Vuelto a Córdoba, se recibió de Doctor en Filosofía.

En 1831 se casó con doña Jenara de Aramburu, de cuyo matrimonio nacieron 12 hijos, por ello, en esa primera etapa de su vida, veremos a Marcos Sastre dedicado casi totalmente a la atención de su familia, aunque el germen de educador ya comenzaba a despertar. Más tarde tendría otros dos hijos consebidos con otra mujer.

En Buenos Aires, a partir de 1833 instaló un negocio de venta de libros llamado “La Librería Argentina”, que con el tiempo dio sus frutos y le permitió a Marcos Sastre hacer una ampliación del local con salida hacia la calle Victoria 59 (hoy Hipólito Yrigoyen). Allí, en junio de 1837 fundó el “Salón Literario”, un lugar en el que se podía consultar una importante biblioteca, también sirvió para que personas cultas de la sociedad se reunieran periodicamente y brindaban conferencias. En la inauguración se escucharon discursos de afamados intelectuales como Juan María Gutiérrez, Juan Bautista Alberdi, Vicente Fidel López, Esteban Echeverría y José Mármol. Además el propio Sastre hizo una alocución que tituló “Ojeada filosófica sobre el estado presente y la suerte futura de la Nación Argentina”.

Cuestiones políticas, (recordemos que estaba el régimen rosista en el poder) hicieron que el lugar tuviera una vida efímera y en enero de 1838 se anunció el cierre tanto de la librería como del Salón. Sus integrantes no tardaron en reagruparse, consolidando sus ideales dentro de la  Asociación de Mayo, que tanta influencia tuvo en el desarrollo politico y cultural del momento.

Marcos Sastre por su parte, se retiró sin desvincularse del todo a una quinta de su propiedad en la localidad de San Fernando, donde dedicó más tiempo a su familia y a la pintura.

Para sustentarse armó una huerta y se dedicó con esmero a la crianza de ovinos, incluso publico un libro titulado “De la cría de las ovejas y refinamiento de las lanas”, que 1837 se tradujo al alemán. También fundó una de las primeras escuelas de la zona dedicada a promover la lectura entre los jóvenes.

Seguramente allí entre atardeceres con aire puro y perfumado, rodeado de trinos melodiosos de las aves isleñas, concibió la idea de escribir o dar término a su magna obra llamada  El Tempe Argentino.

De espíritu inquieto y movedizo, en 1849 lo encontramos en Santa Fe, en donde por un tiempo se dedicó al periodismo, enseguida fue nombrado por el Gobernador Genaral Urquiza Inspector General de Escuelas de Entre Ríos.

Con apoyo gubernaental, organizó escuelas mixtas y promovió el aprendizaje de la lectura de acuerdo a un nuevo método de enseñanza ideado por él mismo llamado anagnosia, que consistía en enseñar a leer sílabas pequeñas bisilábicas y no por el alfabeto entero como hasta ese momento se hacía.

La primera edición de la Anagnosia se publicó en 1849 y se utilizó como libro de texto en las escuelas de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Tal fue el éxito de este método que a comienzos de siglo XX, todavía se utilizaba en diversas escuelas de Buenos Aires.

Las Lecciones de Aritmética con el sistema métrico, tuvieron un fin similar, también ideadas por Sastre, fueron aprobadas por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en 1885.

Otro gran aporte orientado a la difusión de la ciencias naturales y la cultura fue como anticipamos el libro El tempe Argentino. La primera edición es de 1858, aunque venía gestándose desde años atrás, pues ya en 1844 Marcos Sastre había dado a publicidad algún escrito sobre las islas del Delta.

La primera tirada se agotó en pocos meses y así el libro se sigue editando hasta nuestros días. El valor científico literario de la obra queda demostrado por la inclusión de prólogos escritos por destacados hombres de ciencia, como Eduardo Holmberg, Víctor Mercante, Emiliano Mac Donah, el naturalista alemán Federico Leybold o Juan María Gutierrez quién refirió “Creo que usted ha acertado a escribir el mejor libro que por mucho tiempo saldrá de las prensas de Buenos Aires…”

El Tempe Argentino, fue seguramente la obra principal de Marcos Sastre, su título se debe según refiere él mismo en un capítulo del libro, a la comparación de un lugar preferido de los dioses, llamado Valle del Tempi, en la Grecia Antigua donde un río desembocaba en el mar de manera análoga a nuestro Delta.

El libro tuvo una enorme repercusión entre los hombres de letras del momento. La obra fue además ilustrada por él mismo con bellísimos grabados e incluyó poesías dedicadas a nuestro ombú escritas por Bartolomé Mitre, Luis Domínguez etc.

El Tempe fue utilizado como libro de lectura en escuelas primarias, durante algún tiempo se comparó el estilo literario con afamados naturalistas de fines del siglo XIX, como Javier Muñiz o Guillermo E. Hudson entre otros.

Puede decirse, que la vida de Marcos Sastre siempre giró en torno a la enseñanza y la educación de los jovenes. La lista de sus escritos es larguísima. Fue apliamente reconocido por las autoridades gubernamentales, tuvo infinidad de cargos adémicos, todos relacionados con la difusión de la cultura. Fue miembro de la Sociedad de Amigos de la Historia Natural y del Instituto Histórico Geográfico. En 1865, se lo designó miembro del Consejo de Instrucción Pública, cuyo cargo rechazó. En 1874, ocupó el Decanato de la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas, que dejó en 1877, también fue nombrado Miembro del Consejo Nacional de Educación.

Marcos Sastre falleció en una quinta del barrio de Belgrano en Buenos Aires el 15 de febrero de 1887 a los 78 años. Sus restos fueron depositados en el segundo cementerio que tuvo esa localidad, hoy transformado en una plaza del barrio de Vila Urquiza (foto ).

A dos siglos de su natalicio y a ciento cincuenta años de la primer edición de El Tempe Argentino, quisimos recordarlo simplemente con estas líneas.

Sabemos que se han efectuado diversos actos conmemorativos como lo demuestran el lanzamiento de una estampilla o Jornadas dedicadas a su nombre efectuadas el pasado 4 de octubre en el Partido de Tigre, pese a todo, por lo visto quedaron empequeñecidos por la grandeza del homenajeado.

Bibliografía

Arata, H. F. 1987. Villa Urquiza. Sus primeros cien años 1887-1987. Editorial La Constancia. Buenos Aires. 271pp.

Sastre, M. 1943. El Tempe Argentino o El Delta de los Ríos Uruguay, Paraná y Plata. Talleres Gráficos del Consejo Nacional de Educación. Buenos Aires. [379p]

Instituto de Estudios Históricos del Partido de Tigre. Jornada de Historia sobre: “Historia del Partido de Tigre, su Delta y las Inundaciones” “Homenaje a Marcos Sastre en el Bicentenario de su nacimiento”Declarado de interés municipal. Sábado 4 de octubre de 2008.

Epígrafe foto 1 En terrenos comprendidos por las calles Miller, Monroe, Valdenegro y las vías del Ferrocarril Mitre, del barrio de Villa Urquiza, funcionó desde 1875 un cementerio que fue clausurado en 1898. En él lugar se levantó la plaza denominada Marcos Sastre, en homenaje al escritor cuyo restos estuvieron alli enterrados.

Foto 2 y 3 Estampilla conmemorativa en homenaje a Marcos Sastre, salio el 21 de junio de 2008 y tuvo un valor de $ 1.-. Viñeta: Retrato de Marcos Sastre, abecedario del libro Anagnosia (cuaderno tercero),  primer libro de lectura y de dictado por el Dr. Marcos Sastre. Edición 43°, Igon Hermanos Editores, Buenos Aires,1885.  Sobre que complementa la edición

Citar: Aguilar, H. 2008. Bicentenario del natalicio de Marcos Sastre y ciento cincuenta años de la primer edición del libro el Tempe Argentino. Boletín Biológica Nº 10 noviembre diciembre 2008: 30-32p.

5 respuestas a Recordando a Marcos Sastre

  1. Claudio Bertonatti dice:

    Solo quería felicitar el rescate de estos personajes injustamente olvidados. Si nuestro país tuviera funcionarios con más autoestima nacional no solo incluirían las biografías de todos estos personajes sino que habría miniseries, documentales o películas casi épicas y sin necesidad de ficciones. Habrá que esperar y seguir insistiendo. Mientras tanto, todo mi aliento y un abrazo.

  2. Serían estas palabras, el epílogo de lo referido en los aproximados quince twitts que realicé sobre el tema. Visité en varias oportunidades a la singular y bella TIGRE, con la finalidad de incursionar sobre la obra de MARCOS SASTRE 1808/1887 el que desarrolló un ferviente interés en esa zona. Dejando en su libro EL TEMPE ARGENTINO una descripción del delta. Visité distintos ámbitos, en el MUSEO DE LA RECONQUISTA amablemente me atendieron, aunque sí hablamos sobre su persona, pero, tampoco poseían material. Solo encontré la escuela que lleva su nombre en la Av. Liniers. Mi búsqueda continuó, y fue en el MUSEO SARMIENTO, (en el barrio de Belgrano ya en la capital) donde tampoco encuentré alusión a su labor. Sorpresa me causó ver casi arriesgaría a decir que es su obra ANAGNOSIA, método de lectura (que desde 1880 se imprimieron doscientos mil ejemplares por año). que sí está expuesta lo mismo que otros temas de su autoría, pero… no están aducidos a MARCOS SASTRE. No hay alusión alguna a su obra, que precisamente se desarrolló bajo el gobierno de SARMIENTO. Mi comentario, es sin restarle valor a gran sajuanino, pero creo que sería justo reconocer lo hecho por una figura que hizo tanto por la educación de nuestro país. Sin mencionar toda su trayectoria, que ya sería para otro tratado.

  3. Dejo mi e-mail por si quisiera alguien hacer contacto sobre el tema.
    MARCOS SASTRE saludos.
    elsaerezuma@ciudad.com.ar

  4. hola estoy a cargo del acto de mi patrono de la escuela MARCOS SASTRE soy del caco y necsitaria mas informacion sobre el procer agradecida desde ya atte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: